Centenario del Teatro San Martín: A 100 años de abrirse el telón

El Teatro San Martín cumplió un siglo de vida. Con una riquísima historia a cuestas, es considerado uno de los coliseos más prestigiosos del país. Para festejar a lo grande, el destacado pianista Bruno Gelber brindó un concierto inolvidable.

El 18 de mayo de 1912 se fundó en Tucumán el Teatro Odeón, un imponente edificio con elementos neoclásicos cuyo papel principal era recibir compañías artísticas que venían de gira a la provincia. Pero este coliseo no nació así porque sí. Más bien, su origen se remonta cuatro años atrás. Cuando el gobernador tucumano era Luis F. Nougués, el 18 de junio de 1908 se promulgó una ley-convenio que autorizaba a un conocido empresario de espectáculos de la época, Faustino Da Rosa, a construir en el Boulevard Sarmiento –entre Muñecas y Maipú– tres edificios destinados a alojar un teatro (el Odeón), un hotel (el Savoy) y un casino. Con esto se buscaba embellecer la ciudad con nuevas y modernas construcciones rodeadas de jardines.

En la apertura el Odeón se puso en escena la opereta “La princesa de los dólares”, de Leo Fall, una pieza de gran popularidad en aquellos años. Un diario de la época, El Orden, expresaba en su edición del lunes 20: “…la inauguración de ésta magnífica Sala dio lugar el sábado a un verdadero acontecimiento artístico, que dejará, seguramente, imborrables recuerdos, en el ánimo del numerosos y escogido auditorio”.

Un escenario con historia

“Este teatro ha sido testigo de nuestra historia política, social y económica”, expresa Mauricio Guzmán, presidente del Ente Cultural de Tucumán. A su vez, recuerda que en sus primeros años de vida el San Martín fue un templo donde asistieron reconocidos artistas internacionales que, antes de ir a probarse a Buenos Aires, primero lo hacían en Tucumán, ya que se caracterizaba por tener un público más exigente. Por citar algunos ejemplos, durante aquellos años, pisaron su escenario artistas de la talla de Enrico Caruso (tenor italiano), Titta Ruffo (cantante de opera italiano), Ninon Vallin (soprano francesa), Margarita Xirgu (actriz española), Camille Saint-Saëns (pianista francés), Narciso Yepes (guitarrista español), entre otros. Por su parte, el administrador general del teatro, Víctor Hugo Cortés, revela: “Este coliseo tiene una de las más ricas y particulares historias de los teatros de Argentina, sobre todo porque es uno de los dos grandes teatros con los que cuenta Tucumán”.

El teatro se llamó Odeón hasta 1951, año en que cerró sus puertas. La crisis económica que sacudió a la provincia en épocas de la Primera Guerra se reflejó también en el funcionamiento de la empresa que tenía a su cargo la explotación del hotel, del teatro y del casino. Los edificios cambiaron de mano: de pertenecer a Da Rosa, pasaron al Banco Francés del Río de La Plata, que los tuvo un largo tiempo cerrados. Finalmente, el 22 de septiembre de 1945, el Gobierno de Tucumán adquirió los tres inmuebles con todas sus instalaciones.

El teatro volvió a abrir en 1959; esta vez con el nombre que conserva hasta hoy: San Martín. A partir de allí, con la creación del Consejo Provincial de Difusión Cultural, se convierte en un teatro de producción y es, en ese sentido, uno de los pocos en Argentina que hasta hoy posee esa categoría. “Ser un teatro de producción significa que puede montar cualquier tipo de espectáculo, por el hecho que tiene talleres de elaboración propia: talleres de vestuario, escenografía, utilería, zapatería, peluquería, etcétera. Contamos con un equipo técnico de primerísima calidad”, explica Guzmán.

Se vistió de la gala

En cuanto a los festejos del cumple número cien, el 18 y 19 de mayo se llevaron a cabo en el teatro unas inolvidables veladas de conciertos. La apertura estuvo a cargo de la Orquesta y del Coro Estable de la Provincia, bajo la dirección de Jeff Manookian y Ricardo Sbrocco, que interpretaron una selección de la opereta “La princesa de los dólares”, de Leo Fall (1873-1925). Luego fue el turno de los invitados especiales. Con la dirección de la Orquesta Estable en manos del maestro Pedro Ignacio Calderón, el célebre pianista Bruno Gelber interpretó el Concierto Nº 1 en Si Bemol Menor para piano y orquesta de Piotr Tchaikovsky (1840-1893). Fueron dos noches para alquilar balcones. Sin dudas, la estrella fue Gelber, quien maravilló con su música a cientos de tucumanos que colmaron el teatro y recibió una gran ovación que se prolongó por varios minutos.

Cabe destacar que, en el marco de los festejos del centenario, se desarrollarán en el San Martín diversos espectáculos hasta mayo del año que viene.

Obras y servicios al espectador

-         Recuperación y remodelación del primer piso de camarines y baños.
-         Incorporación de nuevas vías de acceso para personas discapacitadas: rampas extras a las ya existentes y un elevador.
-         Inauguración, en la cúpula central del teatro, de una araña que pesa 280 kilos, dispone de 150 luces y 35.000 cristales, 3 metros de diámetro y se alza 16 metros sobre el piso de la platea.
-         Apertura de una tienda donde se pueden adquirir productos referidos al teatro (pines, agendas, afiches, tarjetas postales, entre otros).
-         Creación del centro de documentación que incluye, además del archivo, una hemeroteca, una biblioteca y un sector de audiovisuales. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: