La histórica Villa de Medinas

Medinas se encuentra situada en el departamento Chicligasta, entre el río Gastona, el Medinas, la comuna de Ciudacita y el municipio de Concepción. Su historia se remonta a la época de la conquista y fue una población de gran relevancia durante el siglo XIX, para comenzar su agonía en el XX.

Imagen

Fue a mediados del siglo XVI, cuando el gobernador Francisco de Aguirre, otorgó al capitán Gaspar de Medina una encomienda, es decir, una porción de tierra con un grupo de indios para que la trabajaran, de un sitio denominado Acapianta, que probablemente abarcaba el espacio comprendido entre los ríos Medinas y Gastona, marcando, así, el inicio remoto de la actual villa.

Algunos historiadores sostienen, por el contrario, que Acapianta formaba parte de la encomienda de Yucumanita, dada como dote a Doña Violante Godoy, cuando casó con Diego de Medina y Castro, hijo de nuestro Gaspar de Medina.

De cualquier manera, ya sea por el padre o uno de sus hijos, en el nombre de la villa y del río perdura el apellido Medina pluralizado.

Apogeo

La etapa de mayor prosperidad se produjo durante el XIX, cuando se estableció el Ferrocarril Provincial Noroeste, que posibilitó un activo comercio en la zona. Este progreso redundó en un crecimiento al punto de competir con Monteros por ser la segunda población de la provincia.

La creación de algunas instituciones nos muestra la gravitación de Medinas en Tucumán: en 1844, se estableció la comisaría, en 1855 se fundó la escuela pública, en el mismo año que la primera escuela en la ciudad; en 1870, comenzó a funcionar la oficina de Correos y Telégrafos; en 1895, se erigió el hospital San José, en 1896, se instituyó el Juzgado de Paz.

Según la tradición, la ruina de Medinas se originó en el hecho de haber quedado fuera de la nueva línea del Ferrocarril Central Córdoba, porque el dueño de las tierras por donde debía seguir el trazado se opuso a que atravesara su propiedad.

En 1999 fue declarada “Pueblo Histórico Nacional” por el decreto 113 de la Presidencia de la Nación, para iniciar el rescate de su rico patrimonio arquitectónico, único testimonio en nuestra provincia de las casas señoriales del siglo XIX.

La actual iglesia de Medinas fue construida por el Presbítero Miguel Román entre 1833 y 1884, para reemplazar al antiguo templo que estaba casi derruido. Consta de 22 metros de frente por 43 de fondo. En su interior se venera a la Virgen de la Merced, patrona de Medinas, cuya imagen, tallada en una sola pieza de madera se remonta a, por lo menos, el siglo XVIII. La iglesia fue declarada monumento histórico nacional por la ley 25.149 de 1999. Cada 24 de septiembre, la villa renace con los festejos en honor de la Virgen, para sumirse nuevamente en el sueño del olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: