Por un pueblo espiritual y físicamente sano

A través de una política que incluía la actividad deportiva, Perón buscó sentar las bases de una sociedad sana tanto física como intelectualmente.

En un discurso pronunciado por el General Perón durante el acto de clausura de la II Conferencia Nacional de Delegados Deportivos del año 1955, realizado por la Fundación Eva Perón, expuso las ideas fundamentales acerca de las prácticas de los deportes que mantiene el gobierno. Perón no sólo concretó en el mismo su pensamiento, sino que esbozó un plan integral para alcanzar tales propósitos, que incumbían tanto al gobierno como a la Fundación Eva Perón y a la Confederación Argentina de Deportes.

“En el Plan Quinquenal de gobierno hemos establecido nosotros, como orientación definitiva de la cultura argentina, una premisa tan vieja como la cultura misma y que establece que para nosotros el hombre culto debe tener armónica y equilibradamente desarrolladas tanto su inteligencia como su alma y su cuerpo. Consideramos que toda enseñanza o toda cultura que no tienda a equilibrar la sabiduría con la bondad y con la salud es una enseñanza inarmónica, y, por lo tanto, contraproducente para el hombre.

El objetivo es simple. Se trata de llevar al pueblo argentino la cultura integral armónicamente desarrollada. Para la inteligencia, ya están capacitados los viejos organismos con sus maestros, sus métodos y su acción. Lo que preciso ahora es que echemos mano a la familia y a la vida misma para educar el alma, y hace falta también que recurramos a la familia, al Estado, a la sociedad y al pueblo para conservar esa alma buena y esa inteligencia despierta en un cuerpo sano y vigoroso”.

El gobierno justicialista, en sus dos primeros mandatos, ubicó al deporte en un lugar predominante de su gestión a partir de varios aspectos: incorporó a la actividad a miles de jóvenes; fomentó la creación y desarrollo de instituciones deportivas; organizó competiciones nacionales e internacionales, como los Torneos Juveniles Evita y los Iº Juegos Panamericanos, e impulsó y subsidió la participación de deportistas argentinos en el exterior. Esta política era ejecutada desde organismos estatales y otras entidades como la Fundación Eva Perón y la Confederación Argentina de Deportes, entre otras.

De hecho se organizaron dos tipos de Torneos: los Campeonatos Infantiles “Evita”, para la población de menores, y los Torneos Juveniles “Juan Perón”, para cubrir la franja adolescente. Estas competiciones, que llegaban a toda la nación , abarcaban tanto deportes tradicionales -como el fútbol, el atletismo, la pelota  paleta, el ajedrez, la natación- como deportes que recién comenzaban a desarrollarse en el país, por ejemplo el básquet, que cobró un inusitado impulso a partir de obtener el primer galardón en el Mundial de 1950.

Los Juegos Nacionales “Evita”

Los Juegos, que comenzaron en 1947 con la iniciativa del doctor Ramón Carrillo y el empuje de Eva Perón, se convirtieron en el primer antecedente histórico de deporte social masivo en América. Fueron concebidos como un gran programa de salud y una herramienta para la inclusión social, y resultaron una oportunidad inédita para que miles de niños participen de actividades deportivas organizadas. Durante un tiempo, esta actividad empezó a dejar de ser prioridad, sobre todo cuando su impulsor ya no estaba en el gobierno. Esta fiesta del deporte amateur, que albergaba a miles de jóvenes de todo el país, poco a poco fue desapareciendo. Pero desde 2003, con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación, estas viejas pero productivas prácticas volvieron a asumir ese protagonismo. Los Juegos volvieron a reunir a los jóvenes de todo el país.

Desde 2003, éstos son parte de la política de deporte social que impulsa la Secretaría de Deportes de la Nación. Así pasaron las ediciones de Jujuy, Misiones, Catamarca, San Juan y La Rioja, Córdoba, Buenos Aires, con sedes en Mar del Plata, Chapadmalal y Embalse. Mientras que este año la sede de la Final Nacional será la Ciudad de Mar del Plata.

Mundialito 2010

Por otro lado, aprovechando la celebración del Mundial de Sudáfrica, la Subsecretaría de Deportes de Tucumán organizó una competencia que se desarrolló en toda la provincia para que los niños jueguen “su” mundial. El “Mundialito de los chicos 2010” utilizó el mismo fixture de la copa del mundo de la FIFA y estuvo destinado a chicos de entre 10 y 12 años de edad. Cada certamen se disputa por zonas de acuerdo con el municipio. 19 municipalidades, 32 escuelas de la capital, 8 centros recreativos del Ministerio de Educación y otras escuelas especiales se inscribieron para vivir el mundial, registrando un total de 730 equipos. Cada uno de ellos contó con una lista de buena fe de 11 jugadores. Cabe destacar que la modalidad del juego es la de fútbol 7, permitiéndose tres cambios por partido. Más de 8.000 chicos de todo el territorio provincial jugaron de manera continua en distintos espacios, potenciando y apostando a una actividad tan saludable como el deporte.

Integrar la educación, estimular la inteligencia e incentivar la actividad deportiva para alcanzar un ciudadano capaz, con cuerpo y alma sanos son las líneas de pensamiento del General Perón en su política orientada al deporte. Un nuevo proyecto de país en donde la actividad física también se convierta en pilar para formar un ciudadano que contribuya al progreso de la Nación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: